¿Sabes cómo se relacionan el colesterol y el síndrome metabólico?

sindrome-metabolico-2

Tener el colesterol alto es un riesgo para tu salud. Por suerte, cada vez somos más conscientes que descuidarnos en este sentido nos acerca peligrosamente a otro tipo de enfermedades relacionadas con nuestro corazón, pero, ¿es lo único que debe preocuparnos? La respuesta es no.

La publicidad suele alertar de que un nivel alto de colesterol en sangre incrementa las posibilidades de sufrir un infarto de corazón. ¿Sabías que también puede estar asociado a la hipertensión arterial y a la diabetes tipo 2?

Es lo que se ha definido como síndrome metabólico, una enfermedad sin sintomatología dolorosa, pero con consecuencias que pueden ser muy graves si no se diagnostica y trata puntualmente.

De hecho, y según datos de la farmacéutica Roche, las personas con síndrome metabólico tienen un riesgo 3 veces mayor de infarto de miocardio o accidente cerebrovascular y un riesgo 2 veces mayor de mortalidad. También presentan un riesgo 5 veces mayor de padecer diabetes de tipo 2.

Los síntomas más frecuentes del síndrome metabólico son:

Obesidad central o exceso de grasa en la zona abdominal.

Este tipo de obesidad que se concentra en la cintura tiene, según la Fundación del Corazón, peores consecuencias para el metabolismo ya que favorece el desarrollo de diabetes y gota. Las personas que la padecen, por otra parte, tienen altas posibilidades de acumular grasa en otros órganos vitales lo que les hace más propensos a sufrir enfermedades cardiovasculares.

Presión arterial alta o hipertensión.

La elevación de los niveles de presión arterial de forma continua o sostenida suponen una mayor resistencia para el corazón que responde aumentando su masa muscular (hipertrofia ventricular izquierda) para hacer frente a ese sobreesfuerzo. Propicia la arterioesclerosis (acúmulos de colesterol en las arterias) y fenómenos de trombosis (pueden producir infarto de miocardio o infarto cerebral).

Hiperinsulinemia o diabetes tipo 2.

Produce trastornos metabólicos caracterizados por una elevación por encima de los valores normales de la glucosa en sangre (hiperglucemia). Puede derivar en complicaciones crónicas por afectación de grandes y pequeños vasos y nervios.

Niveles elevados de triglicéridos.

La hipertrigliceridemia, o lo que popularmente se llama tener los niveles de triglicéridos altos, consiste en una elevación anormal del nivel de triglicéridos, el principal tipo de grasa que se encuentra en la sangre. Los niveles altos se asocian a un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y pancreatitis.

Niveles bajos de colesterol HDL (el colesterol ``bueno``).

Es el tipo de colesterol que transporta el exceso de colesterol ‘malo’ de nuevo al hígado para que sea destruido. En personas con exceso de peso, bajar de peso produce un aumento de los niveles de HDL, una reducción de los niveles de triglicéridos, mejor tolerancia a la glucosa, disminución de los niveles de insulina y ácido úrico, y descenso de la tensión arterial.

Tratar varios, o el conjunto de estos problemas, puede hacer que el síndrome metabólico desaparezca o no vaya a mayores. En ese sentido, hacerte chequeos periódicos sobre tu estado de salud general es una buena idea para mantener el colesterol a raya. Además, llevar un estilo de vida saludable es la base fundamental independientemente de si han aparecido ya las primeras señales de alarma.

Por ejemplo, rebajar los niveles de colesterol, hacer ejercicio de intensidad moderada o bajar de peso –si te hace falta- es un buen punto de partida para que el resto de factores de riesgo del síndrome metabólico no se dispare.

En Farmacia El Puente Valle Guerra tenemos un servicio de salud conjunto que incluye un test farmacéutico para medir tu colesterol, saber si padeces diabetes y conocer tu riesgo cardiovascular, además de una consulta de Nutrición y dietética.

Fuentes | Roche, Fundación Española del Corazón, Clínica Universidad de Navarra

¿Te gustó este artículo? ... Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable María Inmaculada Ojeda Baquero.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Hostalia.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.