¿Sufres dolor muscular?

Los dolores musculares o mialgias son una causa frecuente de consulta médica, pueden afectar a uno o varios músculos del cuerpo y en la mayoría de los casos tienen un carácter benigno y autolimitado.

  • Las causas más comunes de dolor muscular son:

    • Lesión o trauma
    • Sobrecarga
    • Tensión o estrés
    • Enfermedades musculares como distrofias

 

  • También pueden deberse a causas no musculares:

    • Alteraciones metabólicas o endocrinas (hipotiroidismo, insuficiencia suprarrenal, déficit de selenio, déficit de magnesio etc.)
    • Infecciones por bacterias, virus, parásitos
    • Enfermedades reumatológicas (artritis reumatoide, fibromialgia, lupus etc.)
    • Diversos fármacos y sustancias de abuso pueden originar mialgias (estatinas, fibratos, ciclosporina, zidovudina, retinoides, colchicina, ,antipalúdicos, anti-TNF alfa, labetalol, salbutamol, L-triptófano, captopril, enalapril, citotóxicos, litio, cimetidina, alcohol etc)

Dentro de las lesiones musculares ,son muy comunes las agudas:

  • Contractura muscular, que se caracteriza por una contracción involuntaria, duradera o permanente, de uno o varios músculos.
  • Distensiones, se produce por la aplicación de una fuerza de estiramiento excesiva sobre el tejido muscular.
  • Roturas o desgarros musculares, donde un mayor o menor número de fibras se rompen, sangran y producen hemorragia.

 

Y en las lesiones crónicas, destacan algunas como:

  • Fibrosis muscular: pérdida de elasticidad muscular y limitación funcional leve.
  • Fibromialgia: se trata de una afección crónica cuya etiología es desconocida. Se caracteriza por la presencia de dolor crónico musculoesquelético generalizado, con bajo umbral de dolor.

Consejo farmacéutico

A menudo los pacientes acuden a la farmacia cuando experimentan dolor muscular o tras sufrir alguna lesión muscular. Nuestra actuación dependerá de la gravedad del proceso y de la información que nos facilite la persona con respecto a la forma en que tuvo lugar la lesión.
En líneas generales si se trata de una lesión leve, aconsejamos antiinflamatorios tópicos y analgésicos por vía oral. También es aconsejable el reposo inicial, vendaje compresivo de la lesión, elevación del miembro afectado, aplicación de frío/calor, etc.
Si la lesión es más grave, derivamos al paciente al médico para que evalúe el caso y el tratamiento más adecuado.
Cuando el dolor se relacione con estrés o tensión, también son útiles las técnicas de relajación.
Cuando ocurra una lesión deportiva, la reanudación del ejercicio se debe realizar de manera progresiva y bajo supervisión de un profesional sanitario (fisioterapeuta, médico…).

Es muy importante acudir al médico ante los siguientes signos de alarma:

  • El dolor persiste en el tiempo o es intenso e inexplicable.
  • Hay signos de infección, por ejemplo hinchazón o enrojecimiento alrededor del músculo afectado.
  • La circulación sanguínea es deficiente en el área afectada.
  • El dolor se asocia con el inicio o el cambio de dosis de algún medicamento.
  • Se acompaña de debilidad muscular o de incapacidad para mover alguna parte del cuerpo.
  • Se asocia a vómitos, cuello muy rígido o fiebre alta.
Recuerda que para la toma de cualquier medicamento es muy importante que consultes con su farmacéutico u otro profesional sanitario (médico, enfermero…) antes de su administración, ya que todos los medicamentos tienen, en mayor o menor medida, efectos secundarios, contraindicaciones etc.
Si tienes alguna duda sobre este tema, no dudes en consultarnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable María Inmaculada Ojeda Baquero.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Hostalia.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.